Penguin diner

Penguin diner

Mi mamá tiene un restaurante, y yo que quería conseguir dinero para comprar algo, mi mamá me dijo que si la ayudaba en su restaurante como mesero, me daría un sueldo y una parte de la propina, acepté con gusto, pues aparte que quería reunir el dinero para poder comprar lo que quería, también me daba gusto estar ayudando a mamá y también a su amiga la mesera Theresa.
Mi primer día fue bastante agitado, Theresa me enseñó básicamente lo que debía hacer, en teoría no era complicado, era saludar al cliente, citarle el menú y el especial del día, tomar la orden y retirarse, una vez q ya estaba lista la orden, ir a la mesa y servirle, siempre preguntar si quiere postre y por supuesto ser amable y cordial. Era sencillo hacer todo eso con un cliente a la vez, pero llegado la hora del almuerzo se complicó, habían muchos clientes y yo luchando por no confundirme con los pedidos, Theresa me ayudó mucho, incluso me acompañó a unas de las mesas porque yo le había llevado u menú que no había pedido el cliente.
Después con paso de los día ya fui entrando en ritmo, y ya me gustaba la idea de seguir ayudando en el restaurante, así que hable con mamá y le pregunté si podía seguir aún después de conseguir el dinero, mamá aceptó encantada y Theresa se puso contenta por la noticia de que tendría un nuevo compañero de trabajo.